Día Mundial del Reciclaje: cómo gestionar nuestros residuos de forma sostenible

El 17 de mayo se celebra el Día Mundial del Reciclaje, una fecha escogida por la UNESCO para concienciar a las personas sobre la importancia de tratar los desechos que generamos de forma responsable.

¿Por qué es importante reciclar? Reciclaje y contaminación son dos términos estrictamente vinculados entre sí, ya que la mala gestión de nuestros residuos provoca la degradación de nuestro suelo y nuestros mares. Además, algunos residuos son especialmente peligrosos y dañinos para la salud de las personas y la biodiversidad del entorno.

Evitar los problemas medioambientales que provocan nuestros desechos es posible si adoptamos una actitud consciente frente a los desperdicios que producimos. Intentar generar menos basura, reducir el consumo de productos desechables o apostar por artículos reciclados son algunas medidas a nuestro alcance.

LAS TRES R: REDUCIR, RECICLAR Y REUTILIZAR

El concepto de las “TRES R” hace alusión a los pasos que debemos dar para revertir el impacto negativo de nuestros desechos en el medioambiente. El Día Mundial del Reciclaje sirve para recordar estas tres medidas:

Reducir: según un estudio de la Universidad EAE Business School del 16 de febrero de 2021, cada persona en España genera de media unos 442 kilogramos de residuos al año. Para reducir la cantidad de desechos que generamos existen alternativas que podemos incorporar en nuestra rutina; por ejemplo, comprar productos a granel o que requieran el menor envasado posible.

Reciclar: la Comisión Europea ha establecido la necesidad de que el 50% de los residuos municipales sean reciclados. No obstante, la media europea es ligeramente superior con un 52%, mientras que España se sitúa muy por debajo con solo un 43%. El reciclaje es imprescindible para proteger el medioambiente y solo se aplicará de forma eficaz si adoptamos una actitud responsable al separar adecuadamente nuestros desperdicios.

Reutilizar: para reducir los desperdicios que generamos es importante que nos acostumbremos a reutilizar lo máximo posible los objetos de los que disponemos. Un ejemplo cada vez más extendido es el de utilizar un carrito o una bolsa de tela para hacer la compra. Reparar nuestra tecnología, ropa o calzado antes de desecharla o comprar más es otra medida sostenible que evita la sobreproducción de residuos.

CONTENEDORES DE RECICLAJE: USO ADECUADO SEGÚN SU COLOR

Para reciclar de forma eficaz es indispensable utilizar correctamente los contenedores de reciclaje. Aunque sabemos que cada color se corresponde con un tipo de deshecho concreto, es habitual tener dudas o cometer errores al utilizarlos.

  • Contenedor amarillo: se utiliza para depositar envases metálicos o de plástico como las latas de conservas, las botellas de plástico, botes de productos de limpieza o bricks. No obstante, en ocasiones se utilizan incorrectamente al tirar en ellos aerosoles, juguetes, CDs o utensilios de cocina.
  • Contenedor verde: es el indicado para deshacernos de botellas o botes de vidrio. Eso sí, es importante recordar que hay que retirar las tapas, corchos o tapones antes de tirar el vidrio. Por otra parte, en este tipo de contenedor no debemos tirar bombillas, tubos fluorescentes o los cristales rotos de marcos y ventanas.
  • Contenedor azul: en este contenedor depositamos papel y cartón, el cual debemos doblar previamente si es de gran tamaño. También hay que tener cuidado de los cartones que incluyen elementos de plástico, como las anillas de una libreta, y retirarlos previamente. Nunca debemos tirar pañales, compresas, briks o pañuelos en este tipo de contenedor.
  • Contenedor marrón: comúnmente conocido como el contenedor orgánico, en algunos municipios se distingue con un color naranja. Como su propio nombre indica, es el destinado a residuos orgánicos de origen animal o vegetal.

Estos son los contenedores más populares, pero existen otros más específicos para deshechos que necesitan un tratamiento especial en su recogida: es el caso de los contenedores de pilas, medicamentos, aceite o ropa y calzado.

Por último, hay que recordar que algunos objetos potencialmente peligrosos o voluminosos, como televisores o muebles del hogar, es necesario trasladarlos a un punto limpio. Algunos ayuntamientos disponen de un servicio municipal que transporta al punto limpio estos objetos tras acordar un punto de recogida.

GESTIÓN DE RESIDUOS Y RECICLAJE EN BREEAM

Las metodologías de construcción sostenible como BREEAM tienen en cuenta el vínculo entre reciclaje y medioambiente, por lo que valoran positivamente la aplicación de medidas orientadas a gestionar de forma responsable los deshechos de un inmueble.

La categoría ‘Residuos’ es una de las diez que evalúa BREEAM en sus manuales técnicos y persigue la gestión responsable de los desperdicios generados durante la construcción y la vida útil de un edificio. Para ello, sus manuales técnicos ofrecen una serie de medidas a las que optar para certificar la sostenibilidad del inmueble al tiempo que se optimiza el tratamiento de residuos en el inmueble.

Durante la ejecución de la obra, BREEAM valora que se califiquen, reutilicen y reciclen los materiales utilizados con el fin de aprovechar al máximo los recursos existentes, generar el mínimo de residuos posibles y desechar en el vertedero, adecuadamente clasificados, todos los sobrantes. Además, se promueve el uso de áridos y materiales reciclados en la propia construcción del edificio.

Pero los ocupantes del edificio también generan residuos, por lo que se valoran y proponen medidas de gestión durante la vida útil del edificio. ¿Cuenta una vivienda con espacio suficiente para instalar un cubo de reciclaje? ¿Se valora la instalación de un sistema de compostaje? ¿Pueden reciclar los usuarios y trabajadores de un centro comercial? Facilitar todos estos elementos de uso particular, además de proporcionar información y formación sobre reciclaje al usuario, son algunas de las cuestiones valoradas por BREEAM en sus manuales.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar

También te puede interesar

Recibe nuestra Newsletter

    Recibirás un mail mensual y podrás darte de baja cuando quieras.

    Breeam en Redes Sociales

    Menú