Categorías BREEAM® | Uso del Suelo y Ecología: protegiendo la biodiversidad del entorno

El suelo es un elemento fundamental para la conservación de la biodiversidad del entorno, siendo además indispensable en el sustento de millones de personas en todo el mundo. A pesar de su importancia, algunas actividades humanas pueden provocar su erosión y contaminación, provocando que el suelo pierda todo su valor ecológico.

Una de las diez categorías de la metodología BREEAM® es la de Uso del Suelo y Ecología, que busca precisamente proteger el suelo y limitar el impacto medioambiental de la construcción sobre el terreno. Para ello, incluye una serie de requisitos orientados a la preservación de la biodiversidad, la adopción de medidas que limiten la contaminación del terreno y el fomento de la construcción sobre suelo previamente urbanizado.

¿Qué requisitos evalúa BREEAM®?

El número y la ponderación de estos requisitos varía en función del esquema BREEAM® que utilicemos, pero hay medidas evaluables para obtener el certificado que son comunes y aplicables a casi todas las tipologías de edificio. Mencionamos algunas de ellas:

  • Selección del emplazamiento:Dentro de la metodología BREEAM®  se fomenta la construcción sobre suelo previamente urbanizado para de evitar el uso de suelos que no han sufrido ningún tipo de alteración anterior. También se valora la edificación en suelos contaminados que no puedan dedicarse a otra actividad y que no promuevan la biodiversidad del entorno. Por supuesto, el suelo debe descontaminarse antes de su reurbanización.
  • Contratar un Ecólogo con cualificación adecuada (ECA):Dentro de esta categoría la figura del ecólogo es fundamental, ya que utilizará sus conocimientos para analizar el terreno y recoger los datos que determinarán el valor ecológico del suelo. Para la adopción y aceptación de determinados requisitos se tendrán en cuenta sus informes y análisis, así como las consiguientes recomendaciones de preservación de la fauna y flora locales durante el proceso de construcción.
  • Protección de los elementos de valor ecológico:En línea con el trabajo del ecólogo, BREEAM®  valora aquellos requisitos que fomentan la biodiversidad del entorno. Se trata de proteger todos los elementos con valor ecológico en el emplazamiento y zonas limítrofes, instalando una protección adecuada para que dichos elementos no se vean afectados por las tareas de limpieza, preparación y construcción. Un ejemplo es la instalación de barreras que protejan los árboles del entorno o realizar zanjas de impermeabilización y drenados que eviten la contaminación de aguas subterráneas, humedales, pocos o zonas costeras.
  • Control de la erosión y fomento de la biodiversidad: Evita la erosión y degradación del terreno es otro objetivo de nuestra metodología de construcción sostenible, así como la elaboración de un plan de integración y fomento de la biodiversidad en el suelo sobre el que construimos. Un ejemplo de ello son las fachadas o cubiertas vegetales, y en caso de no ser posible, también se valora la plantación de vegetación autóctona o con escasas necesidades de riego, de modo que integramos parte de la biodiversidad del entorno y adoptamos una medida que puede limitar las escorrentías y la erosión.

Medidas alineadas con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)

Ya expusimos como la metodología BREEAM® de construcción sostenible contribuyen a cumplir los 17 ODS de la ONU. La categoría de Uso del Suelo y Ecología está alineada con medidas de al menos 3 Objetivos de Desarrollo Sostenible.

El Objetivo 6 hace referencia al uso y distribución eficiente del agua, destacando la necesidad de evitar la contaminación de fuentes de agua potable, algo que promueven los requisitos evaluados por BREEAM® en esta categoría al exigir medidas de drenaje y contención para evitar la contaminación del agua durante el proceso de construcción.

Por otra parte, el Objetivo 11 promueve ciudades y comunidades sostenibles y una de as medidas que se esperan alcanzar dentro de este objetivo es el de aumentar la urbanización inclusiva y sostenible, aumentando también la planificación y la gestión de los asentamientos humanos. La categoría de Uso del Suelo y Ecología tiene como uno de sus pilares el aprovechamiento de terrenos ya urbanizados en espacios urbanos.

Por último, esta categoría incide muy especialmente en el Objetivo 15, orientado a la vida de ecosistemas terrestres, al reunir varios requisitos orientados a la protección y conservación de la biodiversidad del entorno, coincidiendo de esta manera con muchas de las medidas propuestas por la ONU en este objetivo.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

También te puede interesar

Recibe nuestra Newsletter

Recibirás un mail mensual y podrás darte de baja cuando quieras.

Breeam en Redes Sociales

Menú